miércoles, 18 de julio de 2012

Siempre quise desprenderme, soltarme, apartarme pero no supe reconocer que en mí, jamás hubo lugar para despedidas porque no podes tener lo que no tenes y mucho menos renunciar a algo a lo que nunca te entregaste -

No hay comentarios:

Publicar un comentario